LIDERAZGO: Cómo Ganar Utilizando El Poder Del Experto

 

Existen varias formas de poder que el líder puede utilizar:

Incluye las conflictivas, como el poder de la posición, el poder de recompensar o castigar y el poder sobre la información. Si bien este tipo de poderes de “aquí -estoy – yo – porque – sí”, tienen cierta fuerza, dejan al que quiere convertirse en líder en una incómoda posición de debilidad, cuando no aislados.

Además, la sociedad se ha transformado en los últimos 40 años y los empleados tienen más facilidad para cambiar de trabajo. Si algo no les gusta, se cambian. Y los que no cambian, harán lo imposible para zancadillear a las personas que utilizan este tipo de poder.

Por eso hay tres tipos de poder positivo que los líderes más efectivos utilizan: Poder Carismático, Poder del Experto, y Poder de Referencia. Éstos son los que dan el verdadero poder.

Este artículo de enseñará como desarrollar el Poder del Experto.

Cómo utilizar el Poder del Experto:

 

El Poder del Experto es esencial para un líder. Tu equipo busca en ti a un guía. Los miembros de tu equipo necesitan creer que tu capacidad para dirigir es válida y que tu les orientarás.

Si tu equipo te ve como a un verdadero experto, estará más receptivo cuándo necesites que den todo por ti. Y será más fácil motivarles:

• Si perciben tu experiencia (y créeme que eso se percibe), creerán que tienes la sabiduría para dirigirles.

• Si respetan tu experiencia, confiarán en ti a la hora de enseñarles a ser más eficaces.

• Si los miembros del equipo creen en tu capacidad para juzgar, confiarán en ti para cualquier cambio espinoso.

Resumiendo, si el equipo te ve como un experto, se volcará contigo.

¿Y cómo desarrollas el Poder del Experto?

Absorbe todos los conocimientos: Este primer paso es bastante obvio. Si ya está utilizando herramientas para recopilar toda la información posible, estás progresando y vas por el buen camino.
Pero convertirte en un experto en datos no es suficiente, es imprescindible que tu gente reconozca esta experiencia y te vea como una fuente creíble de información. Gary A. Yurkl, en su libro “Líderes en organizaciones”, detalla algunos pasos a seguir para conseguir este Poder del Experto.

Éstos son:

  •    Proyecta la Imagen de experto: (La mujer del César no solo tiene que ser honrada, sino que tiene que parecerlo) En muchas ocupaciones la experiencia está asociada a una persona con cierta educación y experiencia, un líder debe (sutilmente) asegurarse de que sus subordinados, compañeros y jefes sean conscientes de su educación y logros significativos. Insisto, se sutil. Cualquier intento de colgarte medallas, se percibirá como un acto de desesperación que minará tu autoridad.

 

  •     Puedes poner títulos, licencias, concesiones, y otras pruebas de conocimientos, en un lugar prominente de tu sitio. Después de todo, si has trabajado duro para obtener estos conocimientos, es justo que tengas acreditaciones por ellos. Pero no las menciones. Si no tienes otro remedio, haz una sutil referencia a tu educación o experiencia previa (por ejemplo, “Cuando yo era jefe de producción en X, tuvimos un problema similar a éste”). Insisto: se sutil, dilo de pasada y sin autobombo.

 

  •     Mantener la credibilidad: una vez establecida, debes proteger cuidadosamente tu imagen de experto. Evita hacer comentarios acerca de temas de los que estás poco informado, por grande que sea la tentación y huye de los proyectos descabellados con baja probabilidad de éxito.

 

  •     Actúa con confianza en los peores temporales: En situaciones de emergencia, los subordinados prefieren al líder “Tranquilos, que yo me hago cargo” que sepa cómo dirigirles para hacer frente al problema. Es aquí donde los dudosos asociarán tu confianza con un firme liderazgo. Si no ven tu “genio” para hacer frente a una crisis, perderás influencia con los miembros de tu equipo. Nunca parezcas confundido.

 

  •     Mantente informado: El poder de la experiencia se ejerce a través de la persuasión racional demostrando conocimientos. Y la persuasión racional va ligada a estar perfectamente informado. Es esencial que sepas todo lo que se “mueve” dentro de tu equipo.

 

  •     Averigua los intereses de tu equipo: El uso racional de la persuasión no es la única vía. Escucha sus preocupaciones. Así conocerás sus puntos fuertes y débiles, nada malo a la hora de decidir las estrategias. Averigua sus intereses y sabrás por donde ir.

 

  •     Ojo con herir la autoestima de tus subordinados: el Poder del Experto se basa en la diferencia de conocimiento entre tú como líder y tu equipo. Algunos líderes actúan de un modo condescendiente y dan la impresión de que los otros miembros del equipo son “ignorantes”. No dejes que esto te ocurra.

Ten cuidado sobre como ejerces esa diferencia. Algunos no estarán cómodos con esas brechas de conocimiento tan obvias. Y es probable que se molesten si el líder ostenta continuamente su mayor experiencia.

 

Fotos Liderazgo

Leave A Response

* Denotes Required Field