Elimina el mayor Destrozacarreras que existe

Si te pospones una y otra vez importantes tareas, que sepas que no estás solo. De hecho, mucha gente pospone en cierta medida, pero algunos están tan crónicamente enfermos por posponer que acaban por destruir sus carreras.

La clave para controlar y luchar contra este hábito destructivo es, reconocer cuándo se empieza a Posponer en exceso (repito que le pasa al mejor de nosotros). Entiende por qué sucede y toma medidas activas para mejorar tus resultados.

 

¿Por qué Posponemos?

Nos gusta aplazar las cosas que deberíamos hacer ahora, a cambio de hacer algo más apetecible. Algo donde no estés incómodo.
Los que posponen trabajan trabajan las mismas horas al día que el resto (y, a menudo más horas), pero invierten su tiempo en las tareas erróneas. A veces, el motivo es que no entienden la diferencia entre las tareas urgentes e importantes. Sin pararse a pensar van directamente a las tareas semiurgentes dejando de lado automáticamente las importantes.

Piensan que están haciendo lo correcto por reaccionar con rapidez. O ni siquiera eso, simplemente se dejan llevar por la persona cuyas órdenes son más “ruidosas”. De todas todas, dejan poco o ningún tiempo para las tareas importantes, a pesar de los desagradables resultados que conlleve.Otra causa de Posponer es sentirse abrumado por la tarea. No sabes por dónde empezar.

 

Dudas de si tienes las habilidades o recursos necesarias. Así que te decides por la zona segura de tareas fáciles de completar. Pero lamentablemente, la gran tarea desaparece. Esta es la razón por la que raramente las tareas verdaderamente

importantes se hacen. Salte de tu zona de comodidad y atrévete, estarás por encima del 95% de la gente.

Otras causas de Posponer son:

• Esperar eternamente al estado de humor idóneo para hacer frente a esa importante tarea
• Miedo al fracaso o al éxito
• Insuficientes habilidades para tomar decisiones
• Baja capacidad de organización
• Perfeccionismo ( “no tengo las habilidades o recursos adecuados para hacer esto ahora perfectamente, así que no lo hago.”)

 

Cómo superar el Posponer:

Cualquiera que sea la razón, has de reconocer los síntomas, y tratarlos antes de perder oportunidades o de que tu carrera se descarrile.

Paso 1: Reconocer que Pospones una y otra vez

Si eres honesto consigo mismo, probablemente lo sabrás.

Pero para estar seguro, primero debes asegurarte de cuáles son tus prioridades. Por ejemplo: Apartar una tarea sin importancia no es Posponer, probablemente es que has priorizado correctamente.
Te adjunto algunos indicadores útiles que te ayudarán a reconocer si estas estancado:
• Acabas el día terminando varias tareas de baja prioridad de tu lista;
• Pasas a leer emails en cuando tu tarea actual se pone difícil
• Inicias una tarea de alta prioridad, y casi de inmediato vas a tomar un café o compruebas tu correo electrónico
• Ignoras mucho tiempo un tema de tu lista de tareas, aún sabiendo que es importante;
• Regularmente dices “Sí” a las tareas sin importancia que surgen y rellenas tu tiempo con estos, en lugar de seguir adelante con las tareas importantes de tu lista.

Paso 2: Averigua de por qué Pospones

¿Por qué Pospones? Depende de los dos, como en los matrimonios, de ti y de la tarea? Pero es importante que entiendas porque Pospones. Así sabrás el mejor enfoque para superarlo y ponerte en marcha.
Las causas más comunes son varias, pero siempre se reducen a dos razones principales:

• La tarea la encuentras desagradable
• La tarea la encuentras abrumadora

¿Cuál es tu caso?

Paso 3: ¡A por ello!

Si apartas algo, simplemente porque no quieres hacerlo, y no puedes delegar el trabajo, tienes que encontrar la manera de motivarte. Lo siguiente puede serte muy útil:

• Prémiate. Recompénsate con el café o es almuerzo si completas esa espinosa gestión.
• Pide a alguien que te supervise. La presión de los que te rodean, como en las dietas de adelgazamiento. Esta reconocido como un método muy eficaz.
• Visualiza las consecuencias negativas de no hacer la tarea.
• Averigua el Costo De Tu Tiempo. ¿Te están pagando para hacer lo que haces? ¿Estás aportando el valor requerido a cambio de lo que te pagan? Piensa si es ético lo que estás rindiendo.

Y aquí van algunos consejos para que no Pospongas un proyecto que encuentras abrumador:

• Despedaza tu proyecto en un conjunto de pequeños trabajillos, en tareas más manejables. Tal vez te resulte útil crear un Plan De Acción.
• Ponte con algunas de las pequeñas tareas inmediatamente, incluso si éstas no son las acciones a seguir de manera lógica. Sentirás que estás logrando cosas, y la totalidad del proyecto no va siendo tan abrumadora.

Puntos clave

Una buena manera de batir al Posponer, es reconocer de inmediato que lo haces. Entonces, identifica el motivo por el aplazas y utiliza el antídoto descrito anteriormente.

Parte de la solución es una sólida Gestión Del Tiempo, de Organización y de Hábitos, tales como las descritas en el libro El Secreto de la Gestión del Tiempo. Esto te ayudará a establecer las prioridades adecuadas. Donde antes solo veías obstáculos ahora solo verás oportunidades de triunfar.

 

Gestion del Tiempo fotos