La razón fundamental del prepago de tu hipoteca es, que te liberas de tu hipoteca unos años antes. Puedes convertir una hipoteca de 30 años en una de 15. ¿Un buen peso a quitarte de encima, no?

Con unos tipos de interés relativamente bajos como en los primeros años 2000, es posible que no te interesara prepagar la hipoteca e invertir ese dinero para un posible prepago en un fondo de renta variable a largo plazo. Pero la economía fluctúa y un día los altos tipos volverán, así que estate preparado por si te interesa.

En una hipoteca a 30 años de 100.000 € al 8% de interés pagas 150.0000 € de interés. Si reduces el préstamo a 15 años solo pagarás la mita de intereses. ¿Te interesa ahorrar 75.000 €?

Si en una hipoteca a 30 años haces un pago extra cada año, 13 en vez 12, puedes acortar tu hipoteca a 21 años. En realidad es el montante lo que baja, pero puedes negociar con tu banco que en vez de rebajar el montante, éste quede igual y te rebajen el tiempo. Si lo haces a principios de año, en vez de a 31 de Diciembre, todavía puedes acortar unos años más. Y si haces 2 pagos extra al año terminarás con la hipoteca de 30 años en tan solo 15 años. La clave está en tu esfuerzo por hacer un pago adicional.

 

Haz tus cálculos

Si necesitas cálculos más precisos, existen muchas páginas en Internet donde hacerlos. Puedes crear tus propias tablas de amortización. Te dirán siempre cuánto te queda y harás tus propios cambios en la simulación, cambiando los años, el número de pagos, el tipo de interés, etc. Será la mejor manera de que veas lo que pagas, tu primer paso antes de tomar la decisión de prepagar tu hipoteca.  (En las páginas hipotecas.com y habitaclia.com puedes encontrar simuladores de hipoteca útiles).

 

Finanzas foto