CRECIMIENTO PERSONAL: Haz Lo Que Te De Miedo

Con la disciplina para hacer cada día algo que te de rechazo, alcanzarás lo inimaginable. Enfréntate al monstruo. Te quitarás un peso de encima. Estarás más relajado cuando lo hayas afrontado y tu autoestima subirá enteros. Quítate de encima esa llamada que continuamente pospones o termina de una vez ese proyecto.

No tengas miedo: sobrevivimos a los mayores desastres, crisis laborales, cambios de casa, o divorcios y la vida continúa.

Comprueba tus objetivos y revísalos periódicamente. Seguramente tendrás un par de asuntos que no te sean agradables, aunque indispensables para mantener tu rumbo.

No sabes como empezar, asi que a por las pequeñas cosas: un par de hojas de ese estudio kilométrico o ese par de llamadas de una lista de cien pendientes…

Un pequeño paso, otro más y al final nada es tan difícil como parece. Todos los miedos son personales, internos tuyos, trabas autoimpuestas en tu cárcel personal. Atajándolos, te quitarás un gran peso de encima y evitarás que el problema crezca en el futuro.

Es imposible esconder un elefante. Ganarás por la mano a la mayoría que no mira de frente al miedo y está eternamente sin hacer algo importante. Y cuando ellos se quejen, tú ya sabrás porqué.

Si chequeas periódicamente esos objetivos, si periódicamente trabajas en ellos viendo poco a poco como van tomando forma, tendrás una sensación de satisfacción superior a la normal. Te darás cuenta que un campo lleno de posibilidades se va ensanchando y que tu con tu nivel de competencia, que aumenta cada día, no tendrás tope.

Cada vez te creerás capaz de más.
Una vez solucionado lo urgente, vete más lejos:

¿Hay algo que sabes hacer bien y no te atrevas?

Puede que hablar con alguien, tirarte en paracaídas o hablar en público te emocione, pero nunca te has atrevido. Un miedo de toda la vida, muy arraigado y demasiados años en tu cerebro. Ahora enfréntate a el y da el primer paso. Cuando lo des, te reirás de lo fácil que ha sido.

Leave A Response

* Denotes Required Field