CÓMO PLANIFICAR: Haz A Primera Hora Del Día Lo Más Importante

 

¿Infinidad de tareas pendientes? ¿A que hay días en que el trabajo se te acumula y no sabes por donde empezar?

Es cuando más necesitas ver como se empequeñece tu lista de asuntos pendientes. Entonces, para sentirte mejor y tener la sensación de avanzar, necesitas quitarte tareas de encima, lastre fuera. …Y caes en el error de realizar tareas sin importancia:
Una llamada, una gestioncilla, rellenar un documento…algo que termines rápido. Cambias cantidad por calidad. ¿Cuantas veces has hecho trabajo rutinarios de poco valor, para tener la sensación de que producías? Piensas: “En cuanto me quite de encima un par de asuntos más, empiezo por lo gordo”. …Pero cuando has acabado con los asuntos pequeños estabas demasiado cansado para empezar algo largo.

Te engañas a ti mismo si te dedicas a completar pequeños trabajos. Seguirás teniendo pendiente los trabajos importantes que no has atacado. Además los pequeños asuntos tienden a multiplicarse, una cosa lleva a otra y nunca se acaban. Una llamada se transforma en otra para confirmar lo hablado, escribir un email conlleva leerse otros que tienes pendientes y que acabas revisando y contestando… así hasta la eternidad.

¡Cambia de hábito! Las pequeñas cosas nunca se acaban, puedes estar días, semanas y meses haciendo pequeños trabajos sin importancia. Son el mayor destrozacarreras que existe.

Solución: Enfréntate a primera hora a lo más difícil y el resto del día será cuesta abajo.

Los proyectos largos dan miedo, y requieren largos periodos de concentración. Da respeto saber que de aquí a dos horas no nos tomaremos ni un café, ni comentaremos el partido de ayer con los compañeros.

Lo primero que tienes que hacer es enfrentarte a la realidad. Coge el toro por los cuernos. Aquí tu fuerza de voluntad es indispensable. Analiza lo que es realmente importante para ti: son siempre las gestiones con impacto a largo plazo. Tareas más complejas que se componen de diferentes pequeños trabajos y quizás requieren la intervención de más personas.

La Clave es la siguiente: Hazlas lo primero, nada mas empezar tu jornada. Tu primera tarea será enfrentarte al monstruo. No te tomes el café y charles con los compañero, ni leas tus emails del día anterior. Ve a por el monstruo.

Necesitarás por lo menos un par de horas y empezarás por la mañana. Es entonces cuando tienes todo el día por delante y estás más fresco. Empieza por ese asunto importante, aunque sepas que no lo vas a terminar. Invierte 2 horas de reloj. Lo más importante es empezar. Es el momento crítico. Una vez empezado, continuar no cuesta tanto. Te surgirán ideas y te notarás cada vez mas activo. La inercia te mantendrá ocupado. Notarás avances, y ya dejarás atrás el peor trago: empezar. Puede que no lo termines en un día o dos, pero podrás dejarlo bastante moldeado y te costará menos retomarlo. Lo importante es romper la barrera del empezar. Como los aviones, una vez estas en marcha, hay un punto de no retorno.

Si consigues empezar, el resultado se hará notar en seguida. Empezarás a ver resultados y ya te importa un poco menos lo que te queda. Estarás infinitamente más satisfecho contigo mismo. Una satisfacción que no te dan las pequeñas tareas terminadas. Con un poco de suerte te irás animando y dirás: “Un poco mas y lo termino”. Es ese momento la concentración es máxima y el trabajo cada vez avanza mas. Puede que incluso lo termines. Otras veces llegarás a un punto en que dependerás de información de otras personas para terminar, pero el proyecto esta en marcha y terminarlo será mucho más fácil. Los resultados de practicar las tareas verdaderamente importantes, por la mañana a primera hora son espectaculares. Liberarás endorfinas y el resto del día estarás en una nube. La clave está en ponerte a primera hora con lo más importante.

…Y tu sueldo lo notará.

 

Trabajar en casa puede ser tu solución

Conozco un consultor que se refugia en su casa de 8 a 11 de la mañana antes de ir a la oficina. Saca un montón de trabajo adelante. Se concentra en esas horas y reserva el resto del día para los mil y un asuntos semitrascendentes …reuniones y otros trabajillos que surgen. (Y para tomar el café con los colegas de trabajo, como no). Es el que menos stress sufre de toda la oficina. Llega con la conciencia tranquila sabiendo que ha sacado adelante el trabajo fundamental.

Una opción para ti es que negocies con tus superiores el trabajar 2 mañanas por semana en tu casa. Notarás un gran cambio. Muéstrale las ventajas de hacerlo. Imagínate trabajando en casa sin interrupciones. Ahorraras un tiempo precioso al no pillar el tráfico de primera hora. Y sobre todo evitarás las continuas distracciones que hay en una oficina.

Si no es posible trabajar en casa, utiliza igualmente en tu trabajo la táctica de enfrentarte a primera hora con el monstruo. Saldrás ganando siempre y tu productividad triplicará a la media.

 

Planificacion foto

Leave A Response

* Denotes Required Field