El horario productivo que puede cambiar tu vida

Necesitas tu propio horario productivo.

¿Te han dicho siempre que seas disciplinado y sigas el orden impuesto?
No lo hagas.

Ten el horario productivo que a ti te venga bien.

Ten tu horario, no el de los demás.
Los demás quieren hacer como que trabajan y para eso “respetan” el horario.
O sea, no hacen nada.
Se soluciona muy poco en un horario convencional.
Pero puedes conseguir más en menos tiempo si sigues tu propio horario.
Porque el horario impuesto es una trampa que baja tu productividad. Así que crea tu propio horario aunque no sea el convencional.
Necesitas trabajar más rápido, concentrarte en lo importante y eliminar cientos de tareas secundarias. Y eso sólo ocurrirá si sabes organizarte. Por eso en las horas convencionales de oficina cuidado…
Por eso tienes que “robar” tiempo para el trabajo importante. Porque sino al final sólo atenderás llamadas, emergencias e interrupciones. ¿Te suena?
Pero organizándote nunca pospondrás. Harás lo que tengas que hacer cuando tengas que hacerlo.
Puedes modificar tu horario para encontrar tiempo de trabajo concentrado y doblar tus resultados.
La mayoría es demasiado vaga y presa fácil de cualquier interrupción, pero tú quieres resultados. Y eso sólo se consigue con tu tiempo propio de productividad.
No puedes ir corriendo a todas partes y estar permanentemente estresado para ver que al final del día ni siquiera empezaste lo importante.
Así que olvida el horario convencional.
Ten un método para ganar horas. Así conseguirás 3 veces más que con un horario normal.
Puedes empezar antes y llegar al trabajo cuando no haya nadie. Puedes cambiar tu orden del tiempo. Hay una manera de organizarte para evitar llamadas e interrupciones y sacar mucho trabajo adelante.
Hay un método para hacer lo importante hasta terminar. Tu nueva productividad conseguirá grandes proyectos y también un horario más inteligente para al mismo tiempo saltarte a la secretaria-cortafuegos con tus llamadas.
Puedes reorganizar tu mañana, tu tarde y tus comidas.
Puedes evitar reuniones innecesarias y ganar tiempo.
Puedes evitar ruidos y compañeros que roban tu tiempo.
Puedes evitar interrupciones y conseguir grandes proyectos.
Todo es posible con tu propio horario.
Con tu propio horario conseguirás grandes cosas. Y terminarás lo que otros posponen durante meses.
Gracias a tu horario propio conseguirás los proyectos que impulsarán tu vida.

Deja un comentario